English

Examinar un personaje dentro de  su contexto se ha convertido en mi obsesión. Reconocí en la práctica de retratar, un mecanismo de análisis que me permite  elaborar un juicio sobre la naturaleza de la época en que vivo. Mis retratos son  una acumulación de citas y motivos tomados de los medios de difusión masiva, la publicidad y el internet, que constituyen una fuente inagotable para mi obra. Me impresiona la capacidad humana de asimilar un patrón determinado y reproducirlo. Intento indagar sobre el poder de las imágenes y los efectos que esta provocan en la cultura. La vasta tradición del género del retrato en la cultura universal, me proporciona  los argumentos y esquemas que debo manipular. Me atrae el margen donde se pierde la noción entre lo real y lo irreal, lo trascendente y lo banal.

En los últimos trabajos la representación no se centra únicamente en la figura humana, sino que he incluido otros elementos para abordar temas como el poder y la violencia, vistos también como fenómenos mediáticos. De esta manera, los objetos representados, pudieran ser asumidos como un acercamiento al género retrato.  

El monocromatismo  en mi trabajo  es un elemento importante, intenta  proporcionar un grado de síntesis y objetividad a las piezas. Enfatiza los elementos significativos dentro de la composición. Además, genera una imagen  poco contrastada, símbolo de ambigua  existencia;  de presencia y no presencia, dada por la sutileza de los matices.

To Top